ActualidadArtículos

“Yo antes compraba música en Beatport”

El portal de música electrónica Beatport parece haber tomado otro rumbo. Ha dejado de ser un referente en la música electrónica más comercial. Analizamos los contrapuntos y las idas y venidas de la tienda online de música electrónica más famosa.

No se me ocurre otra forma de escribir este post, más que de una manera personal y subjetiva. Hola, me llamo Raúl Fernández y sí, antes compraba música en Beatport.

Publicidad

Partimos del punto de que la música que suelo escuchar y pinchar suele ser la más comercial dentro de la electrónica. Estilos más demandados hace unos años como el Big Room o el Electro-House, que parecen haber perdido mucha presencia en este portal. La música Techno sin embargo, sigue gozando de buena salud, siendo la más vendida en Beatport.

En nuestro radioshow buscamos constantemente novedades interesantes dentro de la electrónica. Hemos visto como en los últimos años, el sonido que solemos pinchar se ha acercado aún más al pop y otros géneros musicales. Obligándonos a cambiar de referentes, ya que Beatport como tienda y cómo referente a la hora de buscar nuevas apuestas se nos ha quedado corto. Vamos, que ya no encontramos nada en ese sentido.

Publicidad

El motivo de este post es la reflexión sobre el rumbo que ha tomado el portal de descargas digital. Como ya he dicho, hablamos desde el punto de vista de un DJ que maneja estilos comerciales dentro de la electrónica y que antes veía en Beatport un chart donde encontrar la música que está pegando.

Repasemos algunos de los datos sobre Beatport:

Fue lanzado a la red en su versión 1.0 el 7 de Enero de 2004 con un total de 79 sellos en su catálogo. Un año más tarde contaba con más de 100.00 tracks lanzados desde 2.700 sellos discográficos. Hablamos de una época en la que Internet era algo muy testimonial y en la que la mayoría de la industria no había entrado en la red aún.

Fueron los primeros en crear una opción de suscripción a contenidos en 2006. En 2008 pusieron en marcha los Beatport Music Awards, en los que cada año los usuarios votan por los mejores artistas de la electrónica en diferentes categorías. En 2011 lanzan un sitio mejorado con formas de onda, un player en HTML5 y otras novedades y en 2015 evolucionan hacía un servicio de streaming pasando su tienda a llamarse Beatport PRO.

Sin embargo, un año más tarde, la empresa cierra algunas de sus filiales. Lo contamos aquí. Dejaban entonces muchos de los servicios que habían creado durante los últimos años. Un servicio de música en Streaming, la aplicación móvil, Beatport News, una plataforma de vídeo-streaming y la sección de eventos de su web. La clave de este giro drástico la encontramos en 2013, cuando el portal es comprado por SFX Entertainment, el conglomerado EDM propietario de muchas marcas y festivales reconocidos que entró en banca-rota.

Publicidad

Beatport se centraba entonces, según su dirección, en su tradicional tienda online de música para profesionales. Todo ello, en un esfuerzo para seguir adelante después de la crisis financiera que afrontaba la empresa propietaria de Beatport. La misma, por cierto, que también poseía el festival Tomorrowland.

¿Qué ha ocurrido en este tiempo? ¿Cuál ha sido el rumbo de Beatport? ¿Por qué parece haber abandonado nuestro radar de manera tan silenciosa? 

Un cambio de rumbo notable

La decisión de centrarse en la venta de música digital surge después del intento fallido de venta por parte de SFX Entertainment con el fin de soltar lastre y reflotar su macro-empresa.

Pero esta no ha sido la única causa. El declive del EDM, una burbuja que venía absolviendo la escena en los últimos años, ha dejado poca rentabilidad a algunos festivales y algunas marcas. Lo cierto es que había demasiado dinero metido en una industria muy voluble. Ahora la escena se ha dividido en la parte mainstream, más enfocada a radios y festivales de marca y la parte más underground, en la que Beatport vuelve a ser un lugar de referencia. 

Beatport es una tienda de música para profesionales y parece que los profesionales compran en Beatport más música de otros géneros. Nos encontramos con datos de 2017 que dicen que el Techno es el género más vendido del año, seguido de géneros como el Tech House, House o el Deep House. Solo detrás de ellos encontramos al Drum & Bass, que parece estar volviendo a ganar fuera y el Trance o el Progressive. Entraría por la cola de esta lista el Trap, un género que está cogiendo mucha fuerza en el último año.

Actualmente encontraremos muy pocas pistas con un sonido comercial a 128 BPM’s. Pocos temas con versión “extended” y “Club Mix” y pocos remixes. Los productores parecen haber bajado el tempo de sus producciones y haberse centrado en las colaboraciones con grandes artistas pop, centrando su foco de venta a portales como Itunes y a plataformas como Spotify o Youtube. Algo que parece hoy en día más rentable.

Publicidad

Hace solo unos años, los sonidos más houseros estaban de moda y llegaban a radios comerciales. Ahora parece que ese hueco lo han llenado nuevos sonidos como el Future Bass.

La cultura de club se ha perdido

Este será probablemente otro de los factores que ha llevado al desplome de Beatport. La tienda que se había hecho fuerte gracias a la cultura de club, ha sido zarandeada por los vientos y tormentas de las modas festivaleras y la voracidad de una empresa que se hizo grande a golpe de talonario. Después de todo esto, poca cultura de club queda en el mundo como para que Beatport siga generando los ingresos que generaba durante el Boom del EDM.

La electrónica que conocemos como comercial se ha alejado mucho de la propia electrónica, fusionándose con otros géneros musicales. Y por ello, Beatport, que es un portal especializado, ha dejado de ser un referente en este tipo de música. Solo tenemos que escuchar el Top 10 de Beatport para darnos cuenta de que ha vuelto a ser lo que era, alejándose del mainstream.

Beatport sigue adelante centrando sus esfuerzos en su público: Los DJ’s profesionales.

Hace poco anunció que en 2019 los usuarios podrán transmitir todo su catálogo mediante un software de streaming. Algo que parece ser el futuro más inmediato de los DJ’s, que podrán pinchar su música directamente en streaming, sin descargar la música, gracias a inventos como Pulselock, una plataforma que permite stremear los tracks directamente en Serato, Traktor u otros programas de mezcla.

Parece que decimos adiós a una época en la que encontrábamos dentro del Top 100 de Beatport temas que también sonaban en Los40.

Publicidad

Puede que Beatport haya vuelto a su lugar natural. Que todo aquello del EDM no fuera realmente lo suyo. Puede que tengan que mantenerse en el Underground, junto a Traxsource, otro de los grandes conocidos. 

Pero lo cierto es que en la electrónica global ha surgido una grieta que divide dos grandes industrias que parecen cada vez más alejadas. Una grieta en la que corren peligro de caer algunos géneros y algunos sonidos que no encuentran cabida en ninguno de estos dos mundos.

Faltan cada vez más referentes como lo era Beatport en aquella época.

Qué te parece?

Divertido
0
Me importa
0
Me encanta
0
No estoy segurx
0
Una estupidez
0
Raúl Fernández
Productor de contenidos y Técnico de Sonido para Audiovisuales y Espectáculos. Locutor de radio y presentador de ZONA69. Apasionado de la radio desde los 11 años y creador de contenidos digitales. Le gusta la fruta escarchada.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Article:

0 %