Noticias

Twitch se convierte en la nueva pesadilla de los DJ’s

Twitch DJs

Twitch ha comenzado a eliminar vídeo antiguos por reclamaciones de derechos de autor. Algunos usuarios pueden ser baneados.

¿Os acordáis de donde estábais hace unas semanas? Como dice Matías Prats en ese anuncio de la tele. Pues hace unas semanas resulta que estábamos todos en casita y una de las maneras de pasar el rato era acudir a las sesiones que miles de DJ’s comenzaron a realizar de manera altruista a través de streaming. Y Twitch se convirtió en una de las plataformas favoritas.

Publicidad

Desde hace unos meses, Twitch se estaba convirtiendo en una de las plataformas preferidas por los DJ’s para realizar sus sesiones en directo. Sin embargo, ahora se convertirá en un lugar hostil, debido a las reclamaciones por derechos de autor.

Hay que decir que la política más extendida entre las plataformas que alojan audio y vídeo es delegar en los propios usuarios toda la responsabilidad de la utilización de material protegido por derechos de autor.

Publicidad

La plataforma propiedad de Amazon y conocida por ser utilizada por millones de gamers, comenzó hace algún tiempo a convertirse en un refugio para los DJ’s y productores que hacían sets en directo. Las restricciones adoptadas por Youtube o Facebook en lo referente a los derechos de autor de la música, dejaba a esta aplicación como una de las pocas que permitía realizar este tipo de sesiones sin ser baneado.

Ahora todo eso parece haber cambiado.

Desde hace algunos días, muchos usuarios han reportado estar recibiendo notificaciones de Twitch a través de correo electrónico en las que se notifica que alguno de sus contenidos incluye música protegida por derechos de autor. Estas notificaciones acaban con el borrado de los contenidos denunciados en base a la DMCA, pero además pueden acabar también en un bloqueo permanente de la cuenta.

Twitch ha notificado que en la última semana ha recibido una ola repentina de solicitudes de eliminación en base a la DMCA para clips que utilizan música con derechos de autor. Aunque la aplicación dice que las denuncias se centran entre 2017 y 2019, lo cierto es que cualquier contenido subido con anterioridad y que contenga más de 60 segundos de una obra protegida por derechos de autor, puede ser eliminada.

Publicidad

Lo cierto es que desde Twitch avisa que sus condiciones de uso con respecto a la música no han cambiado y nos invitan a consultarlas. Lo que sí parece es que, si existía una prohibición en este sentido, no se estaba ejecutando aparentemente un eliminado de contenido, hasta ahora.

https://twitter.com/TwitchSupport/status/1269851779790929921

La única solución que ha prometido Twitch ha sido comenzar a analizar aquellos clips existentes que puedan contener fragmentos de música con derechos de autor para avisar a los usuarios y eliminarlos sin penalización antes de que sean reclamados por DMCA. Un intento de adelantarse a las reclamaciones e intentar proteger a sus usuarios de ellas, ya que una gran parte de los clips que están siendo reclamados son bastante antiguos.

El último bastión de los DJ’s

Hace unas semanas, muchos pasábamos las tardes escuchando las sesiones en directo de DJ’s a través de vídeos en directo. Sin embargo, las duras condiciones de la mayoría de las plataformas han hecho que ellos tengan que irse a otras plataformas más permisivas como Twitch.

Ahora, el que era el último bastión de lo DJ’s parece venirse abajo y les cierra la posibilidad de transmitir sus sesiones en directo. En sus normas de uso Twitch especifica que no se pueden realizar sesiones con música pregrabada de la que no tengas los derechos.

Pagar por los derechos de autor: ¿es tan difícil?

Nosotros estamos muy a favor de que para utilizar una obra protegida por derechos de autor hay que pagar. Y ese es, sin lugar a dudas el nuevo reto en la era del streaming.

Las redes sociales se van a convertir en el primer generador de beneficios por derechos de autor.

Las plataformas de música bajo demanda han acabado casi del todo con el problema de la piratería. Sin embargo, las nuevas tecnologías han propiciado que cualquier usuario pueda retransmitir en directo y cuando se usan obras protegidas, el autor debería recibir lo que es justo.

Publicidad

Hay que revisar el modelo. Algunos creadores están generando beneficios a través de sus canales en plataformas como Twitch. De hecho, las redes sociales se están convirtiendo en el primer canal de retransmisión de música. Así lo ha demostrado Tik Tok, que ha conseguido que algunos grupos se hagan famosos y tengan bolos por todo el mundo gracias a un vídeo viral. Las redes sociales se van a convertir en el primer generador de beneficios por derechos de autor.

En vez de prohibir la publicación de vídeos, habría que incentivar el uso de música en los directos, pagando las correspondientes cuotas. ¡Y no es tán difícil!. Si un canal está generando beneficios, no sería ninguna locura retirar un pequeño porcentaje de esos beneficios y repartirlos con los autores de los temas que han sonado en ese canal a lo largo de un directo. También se puede poner un sistema de pago dependiendo del uso que hayas hecho de obras protegidas.

Sin embargo, seguimos en el mismo atolladero. El de las reclamaciones por derechos de autor y la retirada de contenidos. Y con ello, ni los creadores ni los artistas están ganando nada.

Lo justo es que los autores de la música permitieran que su música se reprodujera en estas plataformas recibiendo una retribución dependiendo de cuánta gente haya visto esos contenidos. De este modo, los autores de obras protegidas por derechos de autor tendrían una nueva fuente de ingresos y los creadores que estuvieran haciendo streaming podrían utilizar todo el material de forma libre.

La pelota está en el tejado de las plataformas como Twitch. Son ellos quien tienen que llegar a acuerdos con las asociaciones de autores para gestionar el material protegido en lugar de seguir dejando toda la responsabilidad al usuario. Tenemos que cambiar el sistema. El usuario no tiene poder para negociar con una sociedad de autores ni puede pedir permiso para utilizar una obra protegida. Es la plataforma que le da el servicio la que tiene que representar al usuario ante la sociedad de autores y llegar a acuerdos para que los autores reciban lo que es suyo.

Está claro que el streaming puede convertirse en una nueva y interesante fuente de beneficios. Tanto para streamers, como lo han sido los DJ’s en las últimas semanas, como para los propietarios de material musical, que podrían llegar a cobrar por las retransmisiones. Solo hay que encontrar un punto de acuerdo que beneficie a todos.

Publicidad

Qué te parece?

Divertido
0
Me importa
0
Me encanta
2
No estoy segurx
0
Una estupidez
0
Raúl Fernández
Productor de contenidos y Técnico de Sonido. Locutor de radio en Happy FM y presentador de ZONA69. Apasionado de la radio desde los 11 años. Le gusta la fruta escarchada.

You may also like

1 Comment

  1. entonces no entiendo como a dia de 2021 hay gente pinchando en twitch y no pasa nada, como lo hacen.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *