TecnologíaTecnología Profesional

Las tres claves de la producción musical

Produccion musical

Para dar algunas pistas a los que empezáis en el mundo de la producción musical, os vamos a dar algunos factores claves que debéis tener en cuenta a la hora de crear vuestro track. Aquí no encontraréis un tutorial de producción ni tampoco ningún truco avanzado, solo uno puntos básicos que no podemos dejar de lado.

Limpieza de frecuencias:

Cuando tengamos varios instrumentos tendremos que tener muy en cuenta las frecuencias predominantes en cada uno de ellos. Como sabemos, escuchamos desde los 20Hz hasta los 20Khz. Si ya habéis hecho vuestras propias producciones sabréis lo difícil que es tener un buen sonido en graves.

Publicidad

Esto se consigue limitando en qué frecuencias queremos que suene cada instrumento, ecualizando y eliminando aquellas frecuencias en la que no nos aporta nada. Si tenemos una guitarra eléctrica o un sintetizador, utilizaremos un filtro paso-altos en el EQ para eliminar las frecuencias graves. De este modo no tendremos muchos instrumentos sonando en el mismo rango de frecuencias y tendremos un sonido mucho más claro y limpio.

La importancia del paneo:

Parece una cosa menor, pero colocar nuestros instrumentos, las voces y otros elementos sonoros en el espectro stereo, es importante para que cada uno de los elementos tenga su espacio propio.

Publicidad

Del mismo modo que en un concierto en directo escuchamos a cada uno de los instrumentos en su lugar (la guitarra puede estar a un lado, la batería al fondo, el vocalista en el centro…), en la grabación tiene que ocurrir lo mismo. Para ello debemos panear cada uno de las pistas. Pero ojo!! Hay una cánones y un patrón que debemos conocer. No podemos panear un bombo o un bajo solo a un lado.

El paneo, junto a la reverb, los diferentes niveles de pistas y la limpieza de frecuencias son los métodos básicos para separar cada pista y conseguir un conjunto que suene bien.

El master tiene un límite:

Y ya que hablábamos de niveles en el anterior punto… El nivel del Master es lo más importante que debemos tener en cuenta desde el primer momento.

Seguro que esto te suena: Comienzas a mezclar tu pista y al ir agregando instrumentos (ya sean digitales o reales) el nivel del Master llega a niveles insólitos. Y todo esto sin conseguir que el track funcione. “Esto no suena como mis temas favoritos”. Si te ha pasado a ti, no estás solo!

Publicidad

Es imprescindible tener en cuenta en nivel del Master e ir dejando espacio libre para agregar más instrumentos. De modo que cuando agreguemos el primer sonido (quizás un bombo) deberemos dejar al menos, unos 10 dBFS de margen y no llegar al 0dBFS.

A través de compresión, conseguiremos que nuestras pistas ganen fuerza y potencia sin llegar al picar en el Master. Recuerda: El rojo es mal.

Si llegamos a un punto en el que sobrepasamos el nivel en el canal de Master, tendremos que volver a revisar los niveles desde el principio y así como si fuera una rueda.

Tener en valor estos tres puntos hará que tus pistas suenen mucho mejor. La creatividad musical te la dejo a ti. Si te ha molado, no dudes en compartirlo!

Espero tus comentarios aquí debajo

Qué te parece?

Divertido
0
Me importa
0
Me encanta
0
No estoy segurx
0
Una estupidez
0
Raúl Fernández
Productor de contenidos y Técnico de Sonido para Audiovisuales y Espectáculos. Locutor de radio y presentador de ZONA69. Apasionado de la radio desde los 11 años y creador de contenidos digitales. Le gusta la fruta escarchada.

You may also like

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *