Artículos

La difícil situación de los eventos en 2021: ¿Podremos bailar el próximo año?

Los festivales y conciertos llevan 150 días de parón. Aunque se anuncian muchos carteles para el año 2021 no tenemos seguridad de poder asistir a eventos el próximo año.

Después de unos meses de parón, parece que algunos festivales y clubs empiezan a hacer acciones de marketing en busca de vitaminar la viabilidad de la próxima temporada. Con un año completamente vacío en la agenda, la única esperanza de organizadores y managers reside ahora en centrar sus esfuerzos en el próximo año para recuperar una parte de lo perdido por culpa del COVID-19.

Publicidad

La industria de la música electrónica vive uno de sus peores momentos. Del mismo modo que el turismo y otros muchos sectores, sufre las consecuencias de la pandemia mundial que vivimos. Sin embargo, aunque otros sectores van recuperando cierto ritmo y pueden aplicar medidas de seguridad y distanciamiento, el mundo de los espectáculos va camino de cerrar un año completamente a 0. Una situación que resulta insoportable para miles de familias que viven de este sector, no solo en nuestro país. Y es que, el sector soporta un tejido laboral impresionante que lleva a cabo cada evento, concierto y fiesta al que asistimos. De momento llevan más de 150 días parados y sin saber muy bien cuando podrán incorporarse a la actividad.

Los eventos de 2021 no se pueden garantizar de momento.

Publicidad

Esta misma semana hemos visto cómo Hï Ibiza anunciaba los residentes de su próxima temporada, al mismo tiempo que Pioneer DJ publicaba un documental analizando la situación en el sector y los estragos causados por el virus COV-SARS-2.

Concierto con distancia social en Virgin Money Unity Arena

Hemos descubierto las imágenes del primer concierto con distanciamiento social. Se trata de un concierto en Reino Unido, realizado por el artista británico Sam Fender en el Virgin Money Unity Arena de Newcastle. Se instaló un sistema de plataformas separadas a modo de burbujas para que las 2500 personas que asistieron al evento pudieron ver el espectáculo sin estar cerca de nadie. Se organizaron sistemas de pasillos unidireccionales para ir a los baños y la comida y bebida había sido preordenada.

Una idea que podría representar el futuro de los conciertos, pero que supone también un sobrecoste en el montaje.

También hemos conocido el primer evento de 2021 cancelado. Se trata de la NAMM Show, que cancela su feria física que estaba fechada para Enero del próximo año y la sustituye por un evento online que durará una semana.

Publicidad

La difícil salida de la pandemia

Algunos todavía no han entendido que estamos viviendo una circunstancia inédita que afecta a todo el mundo. El virus no discrimina entre personas de ningún tipo y llega a todas partes. Y ha llegado para cambiar el mundo por mucho tiempo.

Cuando la crisis sanitaria empezaba en China, no pensamos que nos afectaría. Luego pensábamos que sería cuestión de unas semanas y finalmente comenzamos a aceptar que será una larga lucha. El virus ha cambiado todo en muy pocas semanas. Aún nos estamos recuperando del shock, acostumbrándonos a esta nueva normalidad de mascarillas, de no acercarnos a nuestros amigos y de limitar nuestras relaciones. Pendientes de las informaciones científicas que conocemos cada día, ahora sabemos mucho más del virus que antes.

Festivales después de la pandemia
Photo by Aditya Chinchure on Unsplash

Estamos ante una situación de pandemia global. Lo que significa que o luchamos todos juntos o no luchamos. Ningún país puede luchar a solas contra el virus, porque siempre estará expuesto a contagios venidos de otros territorios. La OMS ha reconocido que es muy posible que el virus esté durante mucho tiempo con nosotros, a pesar de que a finales de año podríamos tener la primera vacuna (algo también inédito en nuestra historia).

Con un virus que va a estar fuera durante mucho tiempo, es momento de plantearnos qué vamos a hacer. No podemos mantener todos los sectores estáticos durante mucho tiempo y tampoco podemos volver a la misma normalidad.

En los próximos meses seguiremos asistiendo a más cancelaciones de eventos multitudinarios como ferias, festivales y demás. Sobre todo, en el caso de eventos internacionales, que suponen un mayor peligro por aglomerar a multitudes de diferentes países. En el aire podrían estar la próxima edición de Tomorrowland Winter o Ultra Music 2021, si la situación sanitaria no se revierte en los próximos meses.

Por lo que sabemos, es posible que tengamos una vacuna antes de que acabe el año. Lo que no podemos saber es si toda la población dispondrá de ella y qué países la tendrán antes. Hasta que no haya un porcentaje de gente inmune, será complicado sostener la propagación del virus.

Publicidad

Si la cultura vuelve a retomar un cierto ritmo, es de esperar que lo haga primero en eventos más pequeños y locales que pueden entrañar un menor riesgo.

Ante el pesimismo, empieza a reinar el optimismo desmedido

En las últimas semanas, el sector de los eventos empieza a demostrar un optimismo desmedido poco basado en evidencias. A la confirmación de un 2021 plagado de eventos en el que no tendremos tiempo (ni dinero) para tanto, se suman declaraciones como la del CEO de Live Nation que prevé un año cojonudo.

Y ahora me pregunto: ¿Tenemos confirmación de que en 2021 no existirá el virus? ¿Seguirá habiendo olas como la que vivimos en Marzo? ¿Conseguiremos crear una alternativa sostenible de eventos a prueba de coronavirus?

Quizá estamos asistiendo a un ataque de positivismo inusitado y compulsivo por parte de los organizadores. Un intento de demostrar que el sector seguirá ahí, aunque no sabemos si el público estará para muchas fiestas.

Lo cierto, es que estamos viendo alternativas bastante interesantes para que el público pueda estar seguro. Pero no estamos contando con el público. No sabemos si en 2021 la gente se sentirá segura para asistir a un evento. No sabemos si la gente estará dispuesta a viajar en avión para asistir a festivales internacionales como Tomorrowland. Por muy seguro que pueda ser el festival, todo viaje puede entrañar un riesgo.

Una situación económica delicada

Los eventos en 2021 en una situación delicada
Photo by BAILEY MAHON on Unsplash

Como apuntaban en el documental de Pioneer DJ, muchos festivales se enfrentan a una situación económica asfixiante. Ante las exigencias de reembolso de entradas por parte de los usuarios, muchos han postergado su evento un año, manteniendo las entradas y la oferta hasta la siguiente temporada. Un intento por no hacer frente a una situación que les llevaría a la ruina.

Publicidad

Pero, si la situación se alarga más meses y llega a 2021, podríamos ver como multitud de festivales (grandes y pequeños) desaparecen para no volver por culpa de la deuda económica y la imposibilidad de producir eventos. Lo peor de esta situación probablemente sea no tener una fecha de regreso.

Al vacío de eventos de 2020, podría seguir una estela de pérdida de marcas por la crisis económica provocada. Y es que, los eventos del futuro, probablemente no sean tan multitudinarios y serán más caros para mantener la rentabilidad. El precio de los cachés de artistas tendrá que bajar y el número de eventos se reducirá drásticamente. No sabemos durante cuantos años notaremos las consecuencias, pero podemos esperar un despertar lento de la industria. Lento y con resaca.

Qué te parece?

Divertido
0
Me importa
3
Me encanta
0
No estoy segurx
0
Una estupidez
0
Raúl Fernández
Productor de contenidos y Técnico de Sonido para Audiovisuales y Espectáculos. Locutor de radio y presentador de ZONA69. Apasionado de la radio desde los 11 años y creador de contenidos digitales. Le gusta la fruta escarchada.

You may also like

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *