ArtículosEventos

El ocio nocturno se ve forzado a cerrar de nuevo

La escalada en las últimas semanas de los casos de COVID-19 están obligando a dar marcha atrás y el sector del ocio nocturno es uno de los más afectados y cuestionados.

Parece que no corren buenos tiempos para el ocio nocturno. Pese al optimismo del Gobierno de España y la alegría del turismo que ha vuelto a nuestro país, los nuevos rebrotes ponen de nuevo en jaque a un sector que no está pasando su peor año. El daño de la pandemia mundial está afectando a fiestas populares y también a pubs, discotecas y otros locales de ocio nocturno.

Publicidad

En los últimos días hemos conocido noticias de comunidades autónomas que han decidido emprender la marcha atrás en la desescalada. Esa misma desescalada que se realizó de forma apresurada en las últimas semanas por la urgencia de tener todo el ocio con las puertas abiertas para evitar más pérdidas esta temporada.

Pero no toda la culpa es del sector nocturno. Un sector que ha sido de los últimos en abrir y bajo medidas de seguridad tan extremas que incluso nos prohíben echarnos un baile en una discoteca. En general el ocio nocturno está sabiendo actuar y la mayoría de los empresarios cumplen. Pero aún así, los nuevos brotes de COVID-19 en diferentes regiones han vuelto a poner en tela de juicio a este sector.

Publicidad

Mientras en Barcelona, 900 personas se concentraron frente a la Generalitat el pasado 29 de Julio como muestra de apoyo al ocio nocturno, en Málaga los empresarios anticipan ya la muerte del sector en vista de las nuevas medidas.

Madrid limita los horarios del ocio nocturno

Todos los establecimientos de la Comunidad de Madrid dedicados a la hostelería y al ocio nocturno, deberán cesar su actividad como máximo a la 01:30 horas. Tanto en interior como en terrazas. También se aplicará un registro de clientes (nombre apellidos y contacto telefónico) para facilitar su localización en caso de un posible brote confirmado en un futuro.

Las mesas no podrán reunir a más de diez personas tanto en terrazas como en interior y el uso de mascarilla es obligatorio salvo en el momento de comer o beber. Viendo estas medidas, no es de extrañar que hace una semana la discoteca madrileña FABRIK anunciara su cierre temporal después de haber abierto durante algunas semanas su terraza.

Navarra limita el horario de cierre

Navarra está siendo una de las zonas donde los nuevos rebrotes están sintiéndose de manera más severa. Por ese motivo, el Departamento de Salud del Gobierno Navarro ha tomado la decisión de limitar el horario de los locales de ocio nocturno, adelantando la hora de cierre. También se reduce a 10 el número máximo de personas en cada grupo durante la madrugada. Además el Gobierno de Navarra ya estableció la obligatoriedad del uso de mascarillas para toda la población, aunque se puedan respetar los dos metros de distanciamiento.

Publicidad

Barcelona echa el cierre al ocio nocturno

Peores son las noticias que llegan desde Barcelona, donde la Generalitat de Catalunya ha anunciado medidas severas para luchar contra los rebrotes. El pasado fin de semana dieron a conocer la recomendación a toda la población de Barcelona y el área metropolitana de permanecer en casa, salvo en desplazamientos necesarios.

Ahora impondrán nuevas medidas que llevan al cierre de discotecas y pubs de Barcelona para evitar que los brotes se descontrolen.

Murcia también cierra los locales nocturnos y pasa a Fase 1

El municipio murciano de Totana de 32.000 habitantes vuelve a Fase 1 de la desescalada por un preocupante repunte de casos de COVID-19 en los últimos días.

Murcia es otra de las comunidades que ha anunciado esta semana el cierre de todos los locales de ocio nocturno. Fue una de las primeras en actuar en este sentido. Solo podrán abrir las terrazas y zonas exteriores, donde los clientes deberán permanecer sentados. También el uso de mascarillas en cualquier situación se hace obligatorio en Murcia.

Además de esta medida, la Consejería de Salud de Murcia vuelve a limitar las reuniones de personas a un máximo de 15 personas por grupo.

Otras comunidades afectadas estudian medidas

Madrid cierra ocio nocturno

Los casos de COVID-19 empiezan a ser preocupantes en muchas comunidades y ya se está contemplando tomar medidas en lugares como Gandía, donde se produjo un brote importante y cerrarán de momento toda la actividad nocturna.

Publicidad

Una gran cantidad de casos se están asociando al ocio nocturno. Pero los empresarios se defienden y afirman sentirse estigmatizados. El suyo ha sido el último sector en abrir y el más controlado, precisamente por el movimiento de gente que provoca y lo difícil que resulta mantener la distancia social.

En Málaga, los empresarios anuncian que irán a los tribunales si les obligan a cerrar sus locales. Aunque la decisión no está tomada, temen que les vuelvan a cerrar sus bares de copas y discotecas para evitar una mayor propagación del virus y dicen ellos están cumpliendo todas las normativas impuestas.

En Asturias, Cantabria, Castilla-La Macha, La Rieoja, Madrid, Murcia, Navarra o País Vasco se han impuesto diferentes horas de cierre obligatorias que van desde las 0h hasta las 2 de la mañana. En muchas comunidades se sigue prohibiendo concentraciones como los botellones y se está límitando el número máximo de personas que se pueden agrupar. Otra de las medidas más contempladas en las últimas semanas ha sido la de limitar aforos en el interior de los locales.

Sin embargo, la gestión de las comunidades está resultando como poco confusa. Desde el final del Estado de Alarma, toda la gestión sanitaria está a cargo, como es habitual en las comunidades autónomas. Sin embargo en un caso de pandemia global, sería de esperar que las decisiones fueran más homogéneas en todo el territorio, dando una garantía a los usuarios y a los propios empresarios, que se encuentran en una situación en la que no saben qué va a ocurrir la próxima semana.

Los hosteleros de Andalucía han pedido a la junta crear un registro sanitario para poder identificar a sus clientes y así rastrear más rápido si se produce un contagio.

Europa limita también el ocio nocturno

Una posible segunda ola en Europa comienza a golpear de nuevo al sector del ocio nocturno. Varios países han decidido ya dar marcha atrás a sus planes después de empezar a permitir las fiestas y discotecas hace un mes. Italia, uno de los países europeos más golpeados ha mantenido sus discotecas cerradas, aunque los pequeños establecimientos y aquellos que tienen una zona exterior tienen permiso para abrir. Reino Unido también tiene las discotecas y clubs cerrados.

Publicidad

En Francia tienen el mes de Septiembre como posible fecha de reapertura. Del mismo modo que en Holanda, donde bares, restaurantes y cines han reabierto con aforo limitado y Bélgica que también abriría discotecas a partir de Septiembre, aunque en los últimos días el número de contagios ha subido.

En Luxemburgo los bares deben cerrar a las 12 de la noche. En Austria las discotecas pueden abrir pero solo hasta la 1 de la madrugada. Alemania también tiene sus famosos clubs de ciudades como Berlín cerrados por las medidas de prevención.

Las fiestas y los jóvenes están detrás de los rebrotes

La gente se está comportando bien en líneas generales. Si vamos a comprar, salimos a la calle o incluso en el gimnasio vemos que la mascarilla es habitual (aunque en ocasiones se lleva mal) en casi todos los lugares. Por lo general, la obligatoriedad en prácticamente todas las comunidades de llevar mascarilla ha hecho que la población se conciencie mucho más. O al menos, ha hecho que se resigne a llevarla siempre puesta.

Pero por la noche, todo se relaja. Salen a la calle los más jóvenes que solo quieren divertirse y se sienten invencibles ante el virus.

Los últimos casos de coronavirus que estamos viendo estos días vienen de la noche, de la gente joven. Un sector de población que sufre con menos gravedad la enfermedad y que parece no estar dispuesta a perder un verano de fiestas y ocio nocturno por una pandemia global de nada. El propio Fernando Simón, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias dijo hace unos días que el sector de población más joven preocupa mucho: "Se toman el coronavirus a la ligera" dijo.

Publicidad

Los datos así lo demuestran. La mayoría de casos detectados se están dando en población extremadamente joven, en torno a los 18 años. De hecho, alrededor del 70% de los nuevos contagiados por el virus tienen menos de 40 años. Y muchos rebrotes están asociados a noches de fiesta. Sin embargo, no tantos casos están asociados directamente a los locales de fiesta, donde las medidas son más estrictas. Una gran cantidad de casos se dan en reuniones en muchos casos del todo irresponsables, como botellones, donde nadie cumple con las medidas de distanciamiento y ni mucho menos se pone la mascarilla.

Sin embargo, la culpa no es del sector si no de los propios irresponsables. Así lo remarcaba el DJ español José De Mara en un Tweet.

Por culpa de esos irresponsables, que no son pocos, el ocio nocturno y quizás pronto otros sectores van a tener que detener su actividad para mantener a raya la transmisión comunitaria. Dos palabras que algunos epidemiólogos empiezan a pronunciar con demasiada asiduidad y que nos provocan miedo a todos. Miedo al confinamiento, a volver atrás, a no poder salir ni ver a nuestros familiares y a que nuestro esfuerzo no haya servido de nada.

Por respeto, por responsabilidad. Ponte la mascarilla. Mantén los dos metros de distancia. Da igual con quien estés. No se lo pongas fácil al virus.

Qué te parece?

Divertido
0
Me importa
1
Me encanta
0
No estoy segurx
0
Una estupidez
0
Raúl Fernández
Productor de contenidos y Técnico de Sonido para Audiovisuales y Espectáculos. Locutor de radio y presentador de ZONA69. Apasionado de la radio desde los 11 años y creador de contenidos digitales. Le gusta la fruta escarchada.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Article:

0 %