Avicii-Tim-Bergling
Artículos

Avicii: Dos años de su muerte. ¿Qué ha cambiado? por Raúl Fernández.

Especial Avicii

Un homenaje, dos años después de su muerte.

Se cumplen dos años de la muerte de Avicii. En ZONA69 hemos querido recordar la figura de uno de los artistas más importantes de la década.

Permitidme que me tome la osadía de escribir este post de una forma más personal de lo que solemos hacer en Z69, pero creo que mis líneas pueden representaros a muchos de vosotros. Dos años después de la pérdida de Avicii, he querido escribir el artículo más personal que he hecho en mi vida. De entrada os pido perdón por lo que pueda salir de aquí.

Publicidad

El 20 de Abril de 2018 perdíamos a Tim Bergling. Un artista cuya música llegó a lo más profundo de nuestro ser. Aunque muchos no le conocimos de cerca, su música fue tan importante para nosotros, que el impacto de su pérdida se sigue notando hoy en día.

Avicii fue uno de los artistas más importantes de la última década. Su música y su talento trascendían al género de la música electrónica y le convirtieron en #1 en todo el mundo en multitud de países. Su música transformaba el mundo y llenaba nuestras almas. Sus increíbles colaboraciones con grandes artistas llenaron nuestra biblioteca de música durante muchos años y su música permanecerá siempre en nuestra memoria ligada a una gran cantidad de momentos, buenos y malos que hemos vivido con la música de Avicii sonando de fondo.

No es fácil recordarle o escuchar algunas de sus canciones sin que se te ponga un nudo en la garganta. Sin duda, la desaparición de un gran talento en el mundo es un pérdida enorme y aunque fallecen muchas personas cada día, pocas son capaces de tocar tantos corazones.

Avicii

Que este pequeño artítulo sirva para recordarle en el segundo aniversario de su muerte y para darle las gracias por darnos tanto.

Cuando Bergling lanzó “Levels” en 2011, yo llevaba tiempo haciendo un programa de radio por Internet. Un programa llamado ZONA69, que por suerte ha sobrevivido y por suerte se ha convertido en mucho más. Bueno, pues en esos tiempos yo hacía mis primeros pinitos como DJ. Una de las primeras canciones que recuerdo pinchar delante de gente (no mucha) fue precisamente aquel tema y claro, esos momentos te marcan y esas primeras canciones que mezclaste se quedan en tu memoria grabadas. Cualquiera que haya sido DJ reconoce ese cosquilleo al volver a escuchar una de esos primeros temas.

Aquella era la primera canción que conocíamos de un joven productor que, curiosamente también tenía mi edad y que se convertiría en uno de los más jóvenes en llegar a la fama. Un artista del que empezábamos a hablar y a través del que muchos nos enamoramos del progressive house.

No os tengo que decir, que cada una de las canciones que fue publicando a lo largo de los años, fue también estrenada nuestro pequeño radioshow. Pronto llegaron las giras por todo el mundo y los álbumes de estudio. Vas haciendo seguimiento de algunos artistas y con los años te das cuenta del crecimiento y la evolución que viven. Eso es algo que te hace sentirte más conectado a ellos.

Después de varios éxitos mundiales, después de producciones increíbles como “I Could Be The One“, “Hey Brother” o “You Make Me“, Tim anuncia que publicará un álbum completo. Lo hace tras estrenar “Wake Me Up”, una canción que mezcla electrónica con country y folk y que da un golpe de efecto que lo catapulta a lo más alto de las listas de todo el mundo.

Publicidad

‘True’ no era el disco de un DJ

Tim hizo algo que nadie había hecho antes. Lanzó un álbum como un artista. Os hablo de ‘True‘, su primer disco.

Aquello era el álbum de todo un artista con inquietudes musicales que iban mucho más allá de la música de baile, del progressive house con el que le conocimos. Aquello era un trabajo realmente completo que nos conquistó a muchos. Dejando de lado los éxitos musicales, aquellas canciones se convirtieron en temas muy importantes para muchos. Aunque el primer vistazo a “Wake Me Up” fue un poco raro, lo cierto es que la canción tenía algo que te acababa gustando. El público la acogió muy bien y muchos tuvieron que reconocer que aquel joven sueco había creado algo espectacular.

Nos encontrábamos por primera vez con un DJ, que creaba un álbum lleno de producciones de estudio. Es verdad que otros artistas como David Guetta llevaban tiempo lanzando álbumes de estudio, pero Tim hizo mucho más que un álbum de electrónica. Canciones con letras realmente profundas, melodías y armonías creadas para enamorar y un sonido de lo más impecable.

Avicii nos conquistó y se convirtió en un artista de referencia. Comenzó a ganar muchos premios, entre ellos, un premio Grammy a Mejor artista del año en 2014.

Publicidad

Luego la cosa seguiría con ‘Stories‘, una álbum igualmente trabajado en el que Tim Bergling ofrecía melodías perfectamente estructuradas y vocales con un tratamiento, una delicadeza y un profundo sentimiento que podían romperte y volverte a recomponer. Aquel chico que comenzó creando canciones en la habitación de la casa de sus padres se había convertido en un artista capaz de hacer música con un estilo propio y de colaborar con artistas de primer nivel.

Avicii no solo mezclaba géneros como el country en sus canciones. No dejaba de incorporar instrumentos acústicos y grabaciones naturales. Su música había trascendido a cualquier género. No era sólo música electrónica y mucho menos se podía catalogar como música hecha por ordenador, porque los sintes digitales fueron dejando espacio a guitarras y a otros instrumentos tradicionales que aportaban un sonido diferente a las canciones del productor. Avicii se encerraba en el estudio con grandes artistas y vocalistas para poner voz y letra a sus canciones. Lo hacía con pasión, pero también con un nivel de exigencia altísimo, consiguiendo resultados impecables.

Es por eso, que se ganó el afecto y el respeto de muchos artistas dentro de la industria musical. Sin embargo, la enorme exigencia de sus giras, los compromisos y su obsesión por mejorar cada día el nivel de sus producciones, comenzaron a sumirle en una espiral que le consumía. Se pasaba la mayor parte de su tiempo fuera de casa y cuando volvía, alguna vez, a la casa de sus padres se sentía un extraño. Parecía que ya no tenía un hogar y que su vida era estar de bolo en bolo, siempre detrás de un escenario. Lo que empezó como una carrera brillante, poco a poco se iba convirtiendo en una especie de tortura de la que Tim no sabía muy bien como salir.

El final de su carrera como DJ

La carrera musical de Tim Bergling evolucionó mucho y muy rápido. Lo vimos desde el principio. Las presentaciones en grandes festivales era parte del producto, pero lo que a él le gustaba era encerrarse en el estudio a crear música nueva que transmitiera sentimientos profundos a la vez que invitaba a la gente a bailar.

Último show en Ibiza

Le gustaba ofrecer su música en directo, incluso soñaba y así lo contó en alguna ocasión, con llevar su música a un concierto. Que una gran orquesta tocase sus canciones. Le gustaba lo que sentía encima de un escenario, pero al mismo tiempo le causaba una enorme ansiedad contra la que no sabía cómo luchar. Por eso, comenzó a beber para desinhibirse y lograr ser lo que la gente esperaba.

Llegaron los problemas de salud para Avicii y nos llegaban noticias de cancelaciones de algunos de sus shows. Su pancreatitis aguda y la falta de tiempo para recuperarse le causó un deterioro bastante importante. Avicii se veía sometido a una agenda de conciertos enorme y al mismo tiempo seguía dedicando muchas horas a crear nueva música. Aquel nivel de vida era muy poco saludable y algunos artistas a su alrededor se dieron cuenta de la situación. Sin embargo, dentro de su equipo, su propio manager parecía más preocupado por las contrataciones en grandes festivales que por la salud mental de su representado.

Publicidad

Finalmente, un día nos encontramos con la sorpresiva noticia de su retiro de los escenarios. Había tomado una decisión, una buena decisión.

Avicii dejaría los escenarios ese mismo, en 2016. Sin embargo, seguiría creando nueva música. Al fin y al cabo esa era su gran pasión y cómo él mismo decía, una de las partes de ser artista.

El documental de Avicii

Tiempo después, pudimos volver a verle. Esta vez en una pantalla de cine. Y os puedo decir que yo tuve la oportunidad de ser uno de los primeros que vió el pre-estreno de su documental en cines, gracias a mi antigua radio. Ahí fue donde conocimos la profundidad del drama que se escondía tras la carrera meteórica del artista: La obsesión por seguir creando música, los horribles horarios y los numerosos compromisos laborales a los que se enfrentaba.

El documental ‘True Stories’ era una retrospectiva de la carrera del DJ en los escenarios. A través de grabaciones de los camerinos, de sus idas y venidas de cada show, de cada momento vivido en los últimos años, nos mostraban con bastante claridad cómo era el día a día de un DJ y productor aclamado en todo el mundo y solicitado en los festivales más importantes del mundo.

Esa película hacía hincapié en las últimas semanas de la carrera de Avicii como DJ. Desde la pancreatitis diagnosticada, hasta el momento en el que decide publicar una carta anunciando su retirada de los escenarios, con las reticencias de su manager, que seguía incluyendo fechas en su gira.

Publicidad

En aquel documental encontramos la explicación a lo que Tim Bergling había sufrido durante los últimos años.

Ahí comprendimos que Avicii, un chaval que había empezado tan joven como empecé yo a pinchar, no había tenido la oportunidad de tener una vida normal fuera del estrés de su carrera musical. Eso era precisamente lo que Tim se había propuesto retomar.

Avicii recupera su vida al dejar los escenarios

Los últimos meses de la vida de Tim

Poco después del documental, llegó un EP, AVICI (01) con 6 canciones, que se convirtieron durante meses en la banda sonora de mi vida. Sabíamos que el productor se encontraba ya trabajando en un álbum completo y que su carrera como artista seguiría, de una forma más ordenada y sana. La música de Avicii no se iba a terminar, su carrera había evolucionado y nos encantaba saberlo.

La primera canción que conocimos de aquel EP fue “Lonely Together” y cuando la puse en la radio por primera vez, no pude evitar emocionarme un poco. Había seguido a aquel artista durante años, había escrito sobre él y me había convertido en fan suyo y amante de sus canciones.

Por lo que hemos sabido, en las últimas semanas, Tim quiso recuperar la normalidad en su vida. Dedicar tiempo a la música, aunque con cierto orden y recuperar el tiempo. Hacer todas aquellas cosas que no había podido hacer en casi 10 años porque se había pasado más de 300 días al año fuera de casa.

En sus últimos días, Tim había decidido viajar con amigos, pasar algún tiempo libre antes de terminar el que sería su tercer álbum. Durante ese viaje se encontró con gente que le reconocía e incluso se hizo fotos.

Y aquel día, el 20 de Abril de 2018, la noticia nos llegó por redes sociales. Rápidamente corrimos a contrastar la noticia, pensando… queriendo pensar que era un fake. Una de esas muertes inventadas en redes sociales. Nos pilló en casa y quisimos hacer una noticia en la web, pero no pudimos.

Me costó un montón volver a escuchar una canción suya. En la radio poníamos su música para homenajearlo, pero costaba mucho. Aún hoy me cuesta saber porque la pérdida de un artista al que no conocía me afectó tanto. Quizá me sentía más conectado a él de lo que pensaba. Nunca he sido muy fan de ningún artista y jamás he entendido las imágenes de miles de fans llorando la pérdida de un artista, hasta ahora.

Ese es el poder de la música. Que conecta a millones de personas y eso es lo que consiguió Avicii, que vive y vivirá siempre en nosotros. Afortunadamente puedo decir que volví a escuchar su música y a disfrutarla, recordando al artista, pero sobre todo a la persona que creó aquellas melodías y pensando que si su música sigue sonando, el no llegará a desaparecer.

Avicii cuando era joven

¿Qué ha cambiado tras su muerte?

La muerte de Tim paralizó al mundo de la electrónica. Supuso un mazazo porque esa presión a la que se veían sometidos los DJ’s de primera fila se visibilizaba por primera vez y lo hacía de la manera más dramática. Todos los que habían sido compañeros de cabina del malogrado artista se daban cuenta de la situación y hablaban por primera vez de todo ello de cara el público.

No todo es felicidad. Cuando eres uno de los DJ’s más importantes del mundo toda tu vida no es una fiesta. Es divertido jugar con eso, pero cuando llega la hora de la verdad hay que hablar de todo lo que hay detrás de un gran DJ: Mucha gente trabajando, compromisos inevitables, enormes giras, muchas horas de trabajo frenético y demasiados días al año fuera de casa. Y eso, sin contar que cuando eres DJ conocido mundialmente no hay ningún periodo de parón porque siempre hay fiesta en alguna punta del globo.

Publicidad

Tim habló de ello en su documental. Desde su muerte, todos hemos sido más conscientes de ello. Creo que su figura y su muerte se pueden utilizar para que esto no vuelva a pasar nunca más. Para que todo el mundo sepa el nivel de estrés al que se enfrentan los artistas y que una carrera internacional es muy dura de llevar.

El éxito fue algo que a Tim le llegó de repente. Quería triunfar, quería que su música fuese escuchada, estuvo mucho tiempo enviando maquetas a artistas como Laidback Luke y buscando cómo mejorar en sus producciones. Pero el éxito y la fama le acabaron pasando por encima.

Afortunadamente han cambiado algunas cosas, por lo menos en lo que se refiere a nuestra perspectiva de la vida del DJ.

Somos más conscientes del peligro al que se someten los artistas con esas agendas apretadas. Ahora los propios artistas también son más conscientes de ello. Somos conscientes de los problemas que pueden generar el alcohol. Somos conscientes de los problemas que generan las enfermedades mentales y la depresión y sobre todo, de lo invisibles que pueden llegar a ser. Y somos conscientes de que un joven encerrado en su cuarto, haciendo música con su ordenador, se puede llegar a convertir en uno de los grandes artistas de toda una generación.

Después de su pérdida, muchos artistas de renombre se han replanteado su vida. Algunos de ellos han decidido tomarse un tiempo para descansar, parar un poco después de muchos años de gira interminable. Hablamos de Hardwell o Carl Cox, que reconocieron públicamente que su carrera musical les dejaba muy poco tiempo para vivir. Por primera vez no estaba mal visto que un DJ hablara de ello publicamente.

Afortunadamente, Tim nos ha dejado un gran legado.

Tras su pérdida, la familia de Tim, creó una fundación en su nombre para ayudar a todas aquellas personas con depresión y otros problemas mentales. La depresión fue lo que llevó a Tim a suicidarse aquel día y es desde entonces una de las luchas que mantienen sus padres, que quieren darle mayor visibilidad.

Han permitido que su último álbum fuese terminado por dos de los amigos del productor y fuera publicado. También consiguieron a través de la fundación, uno de los sueños del DJ sueco, que planeaba hacer un concierto con su música, pero tocado por instrumentos de orquesta en directo. Algo que lograron el pasado 5 de Diciembre de 2019.

La muerte de Avicii ha servido y seguirá sirviendo para acabar con el tabú en los medios sobre el suicidio y la depresión. Dos problemas que se han convertido en los más importantes de la sociedad actual y en una de las principales causas de muerte entre los jóvenes de muchos países.

Stockholm

La figura de Avicii ha sido importante para millones de personas de toda una generación. Personas que disfrutaban de su música y de sus conciertos en todo el mundo. Para los que su música supuso la banda sonora de algunos de los momentos más importantes de su vida. Y entre ellos, me incluyo yo mismo, como uno más.

Avicii seguirá muy vivo siempre que sigamos escuchando y disfrutando de su música.

 

OKComparte este contenido en tus redes. Ayúdanos a llegar más lejos!

 

Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.